Tu Apariencia Cuenta Mucho Fairfax

Lunes, 15 Septiembre   

* Vestimenta. Es casi imprescindible el traje de chaqueta y corbata en el hombre, y una apariencia sobria en la mujer, sin demasiadas joyas, maquillaje, adornos o perfume. Lleva el atuendo que vestirías si fueras a tu futuro trabajo un día cualquiera. Nunca vistas ropa llamativa o fuera de lugar, ni desaliñada.

* Postura. Evita sentarse hasta que te lo indiquen. Siéntate derecho, en una postura recta, evitando las posiciones demasiado inclinadas hacia delante o atrás, cuidando los gestos de ansiedad o nerviosismo.

* Imagen. Procura llevar el pelo igual que en la foto del currículo, evita tocarte el cabello y que caiga sobre tu cara. Tus manos deben estar cuidadas: es una de las partes del cuerpo donde más se fija el entrevistador. Evita los colores en las uñas.

* Actitud. Mantén un talante relajado, natural e interesado, aunque sin llegar a la camaradería. Emplea un tono de voz enérgico y pensativo, no agresivo, ni demasiado rápido ni muy lento, y adopta una conducta positiva, mirando a los ojos directamente y sonriendo de vez en cuando.

* Eficacia. Intenta conducir la conversación hacia un terreno en el cual puedas demostrar tus capacidades y experiencia laboral.